Cuidados de Esguinces - Clínica Medicalia
20451
single,single-post,postid-20451,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-7.5,wpb-js-composer js-comp-ver-4.4.4,vc_responsive

Cuidados de Esguinces

OASTAUG-Foot-and-Ankle-Doctor-DEC

08 ene Cuidados de Esguinces

Los esguinces son un tipo de lesión que afecta a los ligamentos y es una de las lesiones más comunes. Un esguince puede darse en cualquier articulación, aunque los más frecuentes se dan en el tobillo y la rodilla.


¿Qué son los esguinces?

Cuando las fibras que forman los ligamentos se estiran o se rompen, ya sea de forma parcial o total, se produce un esguince.

La mayoría de los esguinces se producen como resultado de un movimiento brusco que excede la extensión normal de la articulación.

Los esguinces, a diferencia de otras lesiones frecuentes como un cuadrado lumbar, no están producidos por un uso incorrecto, repetitivo o excesivo de la zona afectada, o por malas posturas, sino que se produce de forma brusca e inesperada.

El tobillo es la articulación que más forzamos, tanto a la hora de hacer deporte como en nuestra vida cotidiana, ya que un mal paso nos puede llevar a torcenos el tobillo. Cuando más violenta resulte la torcedura, más grave será el esguince al ser mayor la rotura del ligamento. Las caídas, torceduras o golpes que desplazan la articulación, son las causas más frecuentes.

Los principales síntomas de un esguince es dolor en la zona afectada, que a veces puede tardar en aparecer, hinchazón que puede causar edema y limitación de los movimientos.

En función de la gravedad de la lesión, podemos dividir los esguinces en tres grados. En el primer grado se produce un estiramiento de las ligaduras, en el segundo se produce una rotura parcial y en el tercero un rotura total.

Aunque se trate de un esguince leve, debemos tratarlo adecuadamente ya que se agrava con facilidad.

ice-on-injury

¿Cómo tratar un esguince?

Si sospechamos de un esguince, ya que hemos sufrido una caída, torcedura o estiramiento excesivo, es importante acudir a un profesional que determine la gravedad del mismo y por tanto nos proporcione un tratamiento adecuado.

Los primeros pasos para este tipo de lesiones, siempre son el llamado RICE es decir, reposo, hielo, compresión y elevación.

Lo primero que haremos será aplicar una frío en la zona afectada para bajar la inflamación. También podemos tomar antiinflamatorios por vía oral. Trataremos de inmovilizar la zona afectada los primeros días, hasta que el dolor y la inflamación remitan, momento en que debemos empezar con los ejercicios de recuperación y reacondicionamiento muscular.

El fisioterapeuta es quién debe estabilizar la zona con un vendaje funcional o vendaje neuromuscular. En las sesiones de fisioterapia, podrás acelerar el proceso de recuperación y disminuir el dolor, gracias a la aplicación de técnicas específicas.

Como ya hemos mencionado, los esguinces se pueden producir en cualquier articulación. Podemos hacernos un esguince cervical (frecuenten en accidentes de tráfico), esguince de muñeca, intercostal, en los dedos o las rodillas.

En el caso del esguince de tobillo, es mejor acudir al fisioterapeuta que mantener reposo (después de un mínimo de 48 horas tras el diagnóstico), ya que la recuperación se puede acelerar con un tratamiento específico, mientras que otros esguinces (como el cervical) requieren de muchas más paciencia.

El fisioterapeuta trabajará contigo reduciendo el dolor y la inflamación con la aplicación de diferentes técnicas. También trabajará ejercicios de movilidad para ir recuperando el funcionamiento normal de tu articulación.

Recuperar la fuerza y la resistencia de la pierna y el tobillo, es muy importante para recuperarse de una lesión. En caso de no producirse una recuperación completa si volvemos a realizar una actividad normal, podemos volver a lesionarnos. Es aún más importante en personas que fuerzan esta articulación de forma específica, como los bailarines o corredores.

Es muy importante que cuidemos de nuestras articulaciones durante toda nuestra vida, realizando hábitos saludables que las mantengan ágiles y flexibles por más tiempo.

No hay comentarios

Publica un comentario