Estimulación Eléctrica Muscular - Clínica Medicalia
20499
single,single-post,postid-20499,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-7.5,wpb-js-composer js-comp-ver-4.4.4,vc_responsive

Estimulación Eléctrica Muscular

977a90_49543d30a2e64e7c81f221f976cd49b9~mv2

12 feb Estimulación Eléctrica Muscular

La Estimulación Eléctrica Muscular, conocida por sus silgas EMS, es una técnica utilizada en fisioterapia para la rehabilitación de pacientes y evitar la atrofia muscular. También puede ser usada por deportistas para aumentar su rendimiento.


¿Qué es la EMS?

Es una técnica que utiliza la corriente eléctrica para causar una contracción muscular, tratando de imitar las que produce el sistema nervioso central para controlar las acciones de los músculos. Actualmente, se suele colocar como un traje con electrodos provisto de diferentes programas de entrenamiento, para lograr alcanzar en profundidad las fibras musculares más difíciles de alcanzar con el entrenamiento convencional.

Lo primero que debemos de decir de la EMS es que no es un aparato que sirva para ponerse en forma sin moverse del sofá. En el caso de usarse para mejorar la tónica muscular, se debe seguir una rutina de posturas determinada, del mismo modo que tener una condición física mínima. Además, debe ser supervisada por un profesional, ya que deben valorar nuestra condición física para evitar un sobresfuerzo.

Existen contraindicaciones para el uso de la EMS, ya que no podrá usarse para personas que padezcan de epilepsia, tendinitis, infalamaciones o mujeres embarazadas.

Estas máquinas ofrecen la posibilidad de realizar con ellas diferentes programas para trabajar diferentes zonas del cuerpo. A la hora de recuperarnos de una lesión, la EMS nos va a ayudar a recuperar la forma física de forma más rápida.

La fisioterapia utiliza la electroestimulación con el objetivo de mejorar el tono muscular de los pacientes que se encuentran en cama y que por lo tanto no pueden ejercitarse de la forma convencional. También se puede mejorar la fuerza muscular mediante el uso de distintos programas. Se utiliza para la prevención de la atrofia, por lo que es un elemento muy importante en los tratamientos de fisioterapia y la rehabilitación.
También se puede utilizar la estimulación eléctrica muscular, para elevar el rendimiento de los deportistas.

ems-monit-1-1

Mitos sobre la EMS y sus ventajas

Por supuesto, un entrenamiento por si solo con EMS no te hará bajar de peso, a no ser que sea cambiando con una alimentación adecuada, como sucede con cualquier entrenamiento. Lo que más se aprecia al utilizar el EMS, es que se “moldea” el cuerpo.

Aplicar los electrodos sobre nuestro cuerpo, no va a hacer que pasemos de tener sobrepeso a un cuerpo tonificado sin movernos del sofá.

Se trata de un entrenamiento donde se pueden llegar a trabajar 400 músculos de forma simultánea, por lo que no será aconsejable realizarlo más de dos veces por semana para evitar lesiones. Lo mejor será combinarlo con ejercicios cardiovasculares.

Se trata de una terapia física, que aplica diferentes tipos de impulsos eléctricos para lograr una contracción muscular. Se utiliza tanto en fisioterapia como en fitness, para poder mejorar la capacidad muscular y su recuperación.

En el pasado, este tipo de máquinas se utilizaban únicamente en terapia. Gracias a la EMS, se pueden tratar una amplia gama de patologías, que van desde las hemiplejías a las atrofias musculares. Logran una contracción muscular visible cuando el paciente no tiene movilidad, aumentando también la circulación venosa y arterial.

Se trata de un aparato que produce un tipo de corriente específica para generar una respuesta motora. Los equipos más actuales, son incluso capaces de producir una estimulación secuencial de músculos agonistas y antagonistas.
Un equipo capaz de mejorar nuestro entrenamiento neuromuscular, nos proporciona ventajas como una recuperación más rápida tras un esfuerzo deportivo, mejora la capilarización a través de programas específicos, permite el aumento de la carga muscular. Además también desarrolla la fuerza, velocidad y la resistencia de los grupos musculares seleccionados.

No hay comentarios

Publica un comentario