Podopediatría - Centro médico Fuenlabrada Madrid - Clínica Medicalia 
17914
page,page-id-17914,page-template-default,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-7.5,wpb-js-composer js-comp-ver-4.4.4,vc_responsive

Podopediatría

vendaje funcional fuenlabradaUna de las principales ventajas de la podopediatría es que permite atajar lesiones futuras, tanto del pie como del resto del cuerpo que puede verse afectado por una patología. Tal es el caso de los tobillos, las rodillas y la columna vertebral. El niño está en constante desarrollo, por lo que si se detecta a tiempo un problema, los resultados de un tratamiento son más agradecidos que en el caso de los adultos. Desde Clínica Medicalia recomendamos un análisis y un seguimiento por parte de los padres. La primera revisión podológica debería realizarse tras el nacimiento, y lo más aconsejable es vigilar sus pautas cuando comienza a gatear y a dar sus primeros pasos.

Si no se observan señales de alarma en el gateo, si las posturas al sentarse son correctas, o si no se contempla un atraso en la edad en la que comienza a caminar, lo aconsejable es que se realice una revisión en nuestro gabinete de podología infantil sobre los 4 años

No esperes más para solucionar tu problema

Consejos para los pies de tus hijos

 

En podopediatría desaconsejamos el uso de zapatos en los bebés. Creemos que lo más recomendable para un desarrollo y crecimiento del pie es el uso de calcetines, por la flexibilidad y libertad de movimiento que ofrecen. Por otro lado, también se aconseja que los niños gateen y caminen en calcetines todo el tiempo que sea posible en el hogar siempre que no conlleve algún riesgo.

La elección del calzado es primordial cuando estamos hablando del pie de un niño. En este caso, comprar zapatos en función de la moda o la estética es un sinsentido. Un podólogo para niños siempre te recomendará un calzado flexible con una suela que les permita doblar la punta y los dedos del pie al dar un paso. Una suela rígida no facilita este movimiento. Asimismo, debe tener una forma ergonómica que posibilite la libertad de movimiento del tobillo. Tienen que estar creados con materiales que permitan la transpiración con el objetivo de no padecer afecciones cutáneas.

El pie del niño jamás debe estar oprimido por cualquier tipo de calzado. Hay que seguir unas pautas a la hora de comprarlo, por ejemplo el zapato tiene que ser un centímetro más grande que el tamaño del pie para que no le apriete los dedos.

 Si has contemplado algún tipo de anomalía en la forma de andar de tus hijos, en las posturas que adoptan o un desgaste concreto de un área del zapato, solicita cuanto antes una cita en nuestro centro para que un podólogo especialista le examine. No obstante, la prevención es la mejor cura, por lo que te animamos a que realice un análisis preventivo en nuestro departamento de podopediatría de Clínica Medicalia. Tus hijos te lo agradecerán.

arrowLlámanos para concertar tu cita al teléfono 911 724 503

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies