Tratamientos del Dolor Cervical - Clínica Medicalia
20350
single,single-post,postid-20350,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-7.5,wpb-js-composer js-comp-ver-4.4.4,vc_responsive

Tratamientos del Dolor Cervical

dolor-cervical4

27 nov Tratamientos del Dolor Cervical

Llamamos dolor cervical a las molestias que sufrimos en cualquiera de las estructuras del cuello, ya sean los músculos, los nervios, los huesos, las vértebras y los discos intervertebrales.


Muchas personas describen los síntomas como “tener el cuello rígido”, ya que al tratar de mover el mismo, especialmente a los lados, resulta doloroso.

Posibles causas del dolor cervical

La causa más común de dolor cervical es la tensión o distensión muscular. Muchas de las actividades diarias que realizamos pueden estar contribuyendo a esta tensión. Algunas de estas actividades son por ejemplo colocar el ordenador muy alto o muy bajo, levantar cosas con mala postura o torcer el cuello bruscamente.

Tengamos en cuenta que las malas posturas también influyen negativamente sobre nuestra salud, como dormir con una almohada inadecuada, sentarse encorvados o malas posturas al practicar ejercicio como en el baile.

Las caídas y accidentes pueden causar lesiones cervicales graves como los llamados “latigazos cervicales”, muy frecuentes en accidente de coche cuando nos dan por detrás y que resultan muy dolorosas, requiriendo de tratamientos muy largos.

Hay otras afecciones que pueden causar dolor cervical como la fibromialgia, el cáncer que afecta a la columna, artritis cervical o las infecciones de columna.

En casos leves de dolor cervical podemos tratar el dolor con analgésicos de venta libre. Se aconseja aplicar calor en la zona con duchas calientes o almohadillas térmicas y por supuesto, hacer todo el reposo que sea posible. También se aconseja revisar la cama, si el colchón y la almohada con adecuados, ya que muchas veces la solución es tan sencilla como darle mejor soporte al cuello durante nuestro descanso.

dolor-cervical

Tratamientos recomendados para el dolor cervical

A la hora de establecer un tratamiento, primero debemos conocer la causa o posibles causas del problema. Además, en los casos donde el dolor se deba a malos hábitos también habrá que trabajar en reducirlos porque sino no vamos a solucionar el problema.

Para determinar la causa, el fisioterapeuta y el equipo médico deberán hacernos una entrevista, exploración física y pruebas ortopédicas para poder realizar un diagnóstico diferencial.

Acudir a fisioterapia es la mejor alternativa para los dolores cervicales. Independientemente de la causa, ya sea en casos de molestias o dolor, o se trate de dolor crónico o un dolor de cuello puntual, la fisioterapia va a resultar muy beneficiosa para recuperar nuestra salud y bienestar.

El tratamiento que se aplica a las molestias y dolores el cuello va a incluir tratamiento activos y pasivos. La parte activa es en la que relajamos el cuerpo para preparalo para la parte activa que es el ejercicio terapéutico.

Algunos de los tratamientos activos más habituales son los siguientes:

  • Tratamiento de masaje del tejido profundo: es un tipo de masaje que actúa sobre la tensión muscular crónica, que es la que se acumula por las tensiones diarias. El fisioterapeuta aplicará presión con sus manos en los músculos del cuello, liberando la tensión de los tejidos blandos.
  • Estimulación eléctrica nerviosa transcutánea: para este tratamiento, una máquina genera corriente eléctrica de baja intensidad para estimular los músculos. Se aplica mediante unos electrodos que envían la corriente a puntos clave de los canales nerviosos.
  • Tratamiento de Tracción: el fisioterapeuta estirará y movilizará nuestra columna con el objetivo de reducir el dolor y que podamos recobrar la movilidad. Este tratamiento puede ser llevado a cabo de forma manual o con dispositivos mecánicos especiales de tracción.
  • Tratamientos con Ultrasonidos: ayuda a reducir las contracturas musculares y el dolor, gracias a las ondas de sonido que la máquina envía a los tejidos musculares profundos.

Además de realizar un tratamiento, tu fisioterapeuta te enseñará ejercicios para trabajar la flexibilidad y el movimiento de las articulaciones. Los programas de fisioterapia son adaptados a cada caso particular, por lo que los mismos ejercicios no serán adecuados para el todo el mundo. Es importante corregir malos hábitos postulales y seguir las recomendaciones del experto para evitar volver a lesionarte.

No hay comentarios

Publica un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies