Embarazo y dentista, ¿es recomendable? - Clínica Medicalia
20816
single,single-post,postid-20816,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-7.5,wpb-js-composer js-comp-ver-4.4.4,vc_responsive

Embarazo y dentista, ¿es recomendable?

Embarazo y dentista, ¿es recomendable?

23 abr Embarazo y dentista, ¿es recomendable?

Es muy probable que hayas escuchado que las embarazadas no deben acudir al dentista. Aunque se trata de un mito muy extendido, la verdad es que no es cierto. El embarazo es un período en el que debe cuidarse especialmente la salud de la mujer. Por eso, buscar atención dental durante la gestación, no sólo está permitido, sino que es recomendable.

Durante el embarazo, las mujeres pueden realizarse chequeos dentales, someterse a limpiezas bucales e incluso a procedimientos como los empastes. Además, el odontólogo podrá ayudar a la embarazada con cualquier síntoma dental que esté sufriendo y que esté relacionado con la gestación.

Lo más importante es que se le comunique al dentista que se está embarazada, incluso aunque aún no se haya confirmado. Así, podrá tomar las medidas necesarias según el mes de embarazo en el que se encuentre la paciente. El odontólogo lo tendrá en cuenta a la hora de elegir la anestesia y para evitar el uso de la radiología dental. También se le debe comunicar sobre la posible medicación que se esté tomando, aunque sea sin receta. En el caso de que después del tratamiento dental se necesiten analgésicos o calmantes, le dirá cuáles se pueden tomar de forma segura durante el embarazo.

Embarazo y dentista

Anestesia durante el embarazo

La anestesia que se utiliza en las intervenciones dentales no está contraindicada durante el embarazo. Como la dosis empleada es tan baja se puede emplear sin ningún tipo de miedo. La única diferencia es que el odontólogo usará anestesia sin vasoconstrictores en las embarazadas.

Se han realizado diferentes estudios que han demostrado que la anestesia es segura tanto para la madre como para el bebé. Han puesto de manifiesto que no produce abortos espontáneos, defectos de nacimiento o un parto prematuro.

Así que, las embarazadas pueden realizarse empastes, endodoncias o incluso sacarse una muela durante el embarazo sin que ésto suponga un riesgo para su salud o la del feto.

Efectos del embarazo en la boca de las mujeres

Aunque no afectará a todas las mujeres por igual, el embarazo tiende a que ciertos problemas dentales se presenten durante la gestación. Por eso es muy importante acudir al odontólogo para realizarse revisiones y extremar la higiene bucal durante este período.

La enfermedad dental más común durante el embarazo es la gingivitis. Ésta se caracteriza por la inflamación y el sangrado de las encías. La hinchazón y el dolor se deben a los cambios hormonales que está experimentando la embarazada y que afectan a la boca. Es tan típica que incluso ha recibido el nombre de “gingivitis del embarazo”. Aunque en principio no se trata de una enfermedad grave, se debe acudir al dentista para evitar que conduzca a problemas más serios.

Otro de los problemas dentales más comunes entre las embarazadas es su mayor riesgo de padecer caries. Esto tiene una explicación muy sencilla. Por un lado, es posible que es ingieran más carbohidratos de lo habitual, lo cual afecta a los dientes. Por otro, el esmalte se puede ver afectado por los ácidos que producen las nauseas matutinas. Por todo ello, es importante mantener unos hábitos dentales adecuados si se quieren evitar las caries. Y en el caso de que aparezcan, se debe visitar al odontólogo lo antes posible para realizarse un empaste dental y evitar que desemboque en algún problema más serio.

Por todas estas razones, no sólo no es dañino ir al odontólogo durante el embarazo, sino que es recomendable hacerlo para extremar los cuidados dentales y evitar daños graves que podrían derivarse de una descuidada salud bucal.

No hay comentarios

Publica un comentario